proxy.jpg

Un proxy es un tipo de servidor que sirve para mejorar el rendimiento de ciertas operaciones y/o como barrera de seguridad.

Un proxy funciona interceptando las conexiones de red que un cliente hace a un servidor destino; es decir, funciona como un intermediario permitiendo a otros equipos conectarse a una red de forma indirecta a través de él. Cuando un cliente realiza una solicitud a un servidor determinado, el servidor proxy intercepta dicha solicitud antes de que salga de la red en cuestión y la reenvía al servidor destino, cuando el servidor destino responde la solicitud, esta no llegara directamente al cliente sino que sera enviada al servidor proxy, el cual se convirtió en el cliente del servidor destino y en el servidor del cliente original, una vez que la solicitud llega al proxy este la reenvía al cliente original como si el fuese el servidor destino.

Por su naturaleza un proxy nos ofrece una importante barrera de seguridad al ocultar a nuestros clientes originales del mundo exterior, pero la funcionalidad de un servidor proxy no termina aquí, ya que también es posible agregarle funcionalidades como el cacheo de recursos (por ejemplo el cacheo de sitios web) haciendo que nuestro servidor proxy no solo funcione como una barrera de seguridad, sino también logrando que este mejore notablemente el rendimiento de nuestra red. Otra de las funcionalidades que podemos agregar es el filtrado de contenidos (por ejemplo el bloqueo de sitios web pornográficos) permitiéndonos mejorar el control que tenemos sobre nuestra red e incluso mejorando aun mas el rendimiento de la red.

Otra cuestión importante es que un servidor proxy nos permite compartir nuestra conexión a Internet con varios equipos de una manera eficaz y eficiente sin la necesidad de invertir una gran cantidad de recursos en ello.

Deja un comentario! :)